Cinco consejos para un sueño reparador y saludable

El sueño es muy importante para nosotros: cuerpo y mente se relajan por la noche. En principio, dormir es como un cambio de imagen nocturno, porque las células se regeneran y el cerebro procesa las impresiones o información del día.

Cualquiera que duerma muy poco o que sufra constantemente de falta de sueño corre el riesgo de sufrir graves problemas de salud. La importancia de un sueño saludable y reparador a menudo solo se nota cuando ya no lo tiene.

© pixabay.com | CC 0

Cinco consejos para un sueño reparador y saludable.

¿Por qué es tan importante dormir bien?

La investigación médica sobre el sueño está profundamente preocupada por el tema del sueño e incluso si todavía quedan algunas preguntas sin respuesta, una cosa es segura: el sueño es esencial para la salud y el bienestar mental y físico de cada individuo. Porque en el sueño

  • las células se renuevan
  • el metabolismo se regula a sí mismo
  • fortalece el sistema inmunológico
  • el cerebro procesa la información y crea recuerdos

Solo quienes duermen lo suficiente y bien pueden mantener su rendimiento a largo plazo y contrarrestar los procesos de envejecimiento prematuro. Todos ya lo han experimentado: después de una noche de vigilia, a menudo se siente débil, apático, plagado de antojos y también puede concentrarse mal. ¡Cualquiera que duerma mal o muy poco de forma permanente debe esperar graves consecuencias para su salud!

Cinco sencillos consejos para dormir mejor por la noche

Entre otras cosas, la ansiedad o la depresión pueden ser responsables de su insomnio o trastorno del sueño. ¿Sueles acostarse en la cama meditando y preocupado? ¿Sigues pasando por ciertas situaciones en tu cabeza? Entonces estos son patrones típicos de bucles de pensamiento que lo mantienen despierto.

1) Un ambiente para dormir saludable

La palabra mágica es breve «desintoxicación digital»: al menos unas horas antes de acostarse, debe ser apropiado un cierto nivel de higiene del sueño. Específicamente, significa que los teléfonos inteligentes, computadoras portátiles, televisores o tabletas están prohibidos en la habitación una hora antes de acostarse. La navegación nocturna en Internet o un maratón de la última serie favorita deberían ser tabú poco antes del cuidado de la vista. Sin un teléfono celular o dispositivos electrónicos, el cuerpo puede apagarse. No solo porque no hay sobreestimulación, sino también porque no hay luz azul estimulante en la pantalla. La oscuridad suficiente también es importante, ya que la luz afecta la producción de la hormona del sueño melatonina. La temperatura ambiente ideal para conciliar el sueño también es de 18 ° C. Si también es una de esas personas que prefiere dormir de lado, una almohada para dormir de lado puede ser útil. Si usa una almohada de soporte para el cuello, puede evitar el dolor de cuello matutino. También debe comprar ropa de cama con precaución: el algodón es mejor: franela o castor para los días fríos de invierno, jersey o satén en verano.

2) Duerma bien con los accesorios adecuados

Por lo tanto, se puede afirmar con razón que un sueño saludable es el programa anti-envejecimiento de nuestro cuerpo. Los costos de esto son relativamente manejables. Todo lo que necesita es tiempo suficiente y equipo adecuado individualmente: muy poco espacio en la cama, por ejemplo, también perturba la fase de regeneración nocturna. También hay una gran cantidad de modelos de colchones en línea: ¡La elección correcta es importante! Los colchones demasiado duros o demasiado blandos deterioran el sistema musculoesquelético y provocan molestias a la mañana siguiente. Si el colchón es demasiado blando, es difícil para el cuerpo dormir profundamente y tensarse por la noche. Por lo tanto, todos deben elegir el colchón adecuado para su peso corporal y para sus necesidades personales. Para las personas alérgicas que son sensibles al polvo de la casa, existen, por ejemplo, modelos especiales que no dan a los ácaros un caldo de cultivo.

3) Rituales y descanso por la noche.

Para dormir mejor, intente terminar su velada lo más tranquilamente posible. La relajación física y mental están a la orden del día. Las actividades deportivas, las fiestas salvajes o las noches de juego agitadas frente a la PC no son muy útiles. Para bajar algo, puedes

  • toma una taza de te
  • Realizar meditaciones de respiración o sueño como PMR o entrenamiento autógeno
  • ir a dar un paseo nocturno
  • Escriba su diario o pensamientos
  • Lee un libro
  • Escuche música de relajación

También debe intentar acostarse y levantarse a la misma hora a la misma hora. De esta manera se establece un ritmo que también es beneficioso para un ritmo de sueño saludable. Especialmente aquellos que se acuestan por la noche con pensamientos inquietos o preocupaciones no están haciendo ningún bien a su cuerpo. «Mindfulness» es la palabra clave aquí. En un diario, los pensamientos se pueden ordenar o procesar, para que luego quede una cabeza ordenada. Arreglar las preocupaciones por escrito las aleja de su cabeza por el momento.

4) Duerma mejor con ejercicio y dieta

En todas partes se predica un estilo de vida saludable. La gente rara vez se apega a ella. Pero con una dieta equilibrada y ejercicio regular, conciliar el sueño relajado también es pan comido. Los estudios han demostrado que, p. Ej. B. Los deportes de resistencia conducen a períodos más prolongados de sueño profundo a largo plazo. Por supuesto, no debe hacer ejercicio justo antes de acostarse, ni con resistencia ni con entrenamiento con pesas. En lugar de los deportes de potencia, es mejor dar un relajante paseo nocturno al aire libre. Comer demasiado tarde antes de irse a dormir tampoco es saludable, por ejemplo, ya que el metabolismo se ralentiza por la noche y la comida se queda como una piedra en el estómago. La última comida debe ser 4 horas antes de acostarse. También debe comer comidas ligeras antes de acostarse: se recomiendan frutas, verduras y productos lácteos. Incluso el café a última hora de la tarde puede hacer que algunas personas no duerman bien. El alcohol puede ayudarlo a conciliar el sueño, pero se ha demostrado que no brinda un sueño particularmente reparador.

5) Remedios caseros bien probados

Estos son z. B. remedios caseros antiguos, como medias calientes, almohadas de piedra de cereza o un baño de pies caliente. Contrariamente a la suposición de que anima a los hombres cansados, la leche tibia con miel también debería ayudar. Un poco de lavanda debajo de la almohada, una almohada de pino piñonero o tapones para los oídos ayudan a conciliar el sueño y a permanecer dormido.

¿Le resultaron útiles estos consejos? ¡Entonces comparta el artículo con otras amas de casa en Internet! GRACIAS ♥

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *